uso de fertilizantes uso de fertilizantes

4 cosas que debes saber sobre el uso de fertilizantes

6 minutes to read

El uso de fertilizantes es uno de los aspectos a los que les debes dar mayor importancia en la gestión de tu agronegocio.

Recuerda que de ello depende el aumento de la calidad de tus parcelas y la potencialidad de los cultivos.

Por esa razón, es importante que sepas cómo optimizarlos si esperas que tu agronegocio tenga un desarrollo sustentable, especialmente desde el punto de vista productivo.

Dicho esto, a continuación te mencionaremos 4 valiosas cosas que debes saber sobre el uso de fertilizantes.

¡Atención!

1. Aplicarlos a través de maquinarias brinda mayor rentabilidad

Si quieres optimizar el uso de fertilizantes, es importante que cuentes con maquinarias de calidad.

Sustituir los trabajos manuales por aplicaciones a través de potentes herramientas, como pulverizadoras de autopropulsado, brinda una mayor rentabilidad y efectividad.

En el caso de esta maquinaria, cuenta con un circuito de pulverización ideal para la aplicación de fertilizantes líquidos, que está compuesto por ramales sin soldadura y conexiones en acero inoxidable.

Además, posee comando de pulverización, lo cual brinda sensibilidad y precisión en las regulaciones, garantizando un caudal de fertilizantes proporcional a la velocidad del trabajo.

La bomba, que es el corazón de cualquier herramienta moderna de pulverización, ofrece respuestas mucho más rápidas y precisión en el control de la dosificación de la aplicación de un determinado compuesto o producto.

Además, una pulverizadora de calidad, especialmente las autopropulsadas, incluye elementos y funcionalidades que permiten el uso de fertilizantes con base en principios de la agricultura de precisión.

Entre otras cosas, la barra de luces posee un sistema de orientación satelital geo posicionada (GPS) que facilita el trabajo del operador, ya que le indica el rumbo a seguir en el cultivo, mide áreas y, lo más importante, graba mapas de aplicación.

Además, incluye un sensor automático que permite nivelar las barras a la altura ideal y, en consecuencia, penetrar con los fertilizantes de manera precisa.

Sumado a esto, cuenta con un controlador automático de secciones que minimiza las fallas y superposiciones en la aplicación.

Como ves, al contar con herramientas de este calibre sacarás un mayor rendimiento de tu inversión en insumos de fertilización.

2. Los fertilizantes no deben entrar en contacto con tallos y troncos

Éste es uno de los consejos tradicionales en el uso de fertilizantes, así que no podía quedar fuera.

Si permites que los fertilizantes entren en contacto con los tallos y troncos, los ejemplares podrían secarse.

Por suerte, esto es algo que podrás evitar con maquinarias de calidad, que pulvericen el fertilizante y lo apliquen de manera regular y precisa.

Si aún no cuentas con herramientas de estas características o en caso de que planees realizar una aplicación manual en una pequeña parcela, es importante que tengas muy presente este consejo.

3. ¡Nunca dejes de aplicar fertilizantes!

Uno de los errores comunes es dejar el uso de fertilizantes exclusivamente para las etapas previas a la siembra o la cosecha.

Lo ideal es que estos compuestos se apliquen antes, durante y después de la siembra.

¡Nunca lo olvides!

En la etapa previa los fertilizantes se pueden aplicar al voleo, es decir, de forma uniforme sobre la superficie que se espera fertilizar.

Incluso, en esta fase también se puede optar por una aplicación localizada en una zona limitada del suelo, que luego será interceptada por las raíces.

En el caso de la localizada, también es ideal en el momento en que las parcelas empiezan a gestar la producción.

En cuanto a la etapa posterior a la siembre, se pueden fertilizar las tierras de forma localizada o al voleo.

Lo importante es que la aplicación sea constante, con la finalidad de estimular la calidad y productividad de las parcelas.

4. ¿Para qué sirve cada componente?

Cuando se habla de uso de fertilizantes y producción agrícola, es fundamental conocer las características de cada componente.

Al saberlo podrás calcular las formulas óptimas de fertilización para tus tierras y, por lo tanto, incentivar el incremento de la producción.

Entre los componentes que resultan de mayor provecho y, además, son comunes en el mercado, están el nitrógeno, el fósforo y el potasio.

En caso del nitrógeno, se trata de un componente esencial de los aminoácidos que forman las proteínas.

Esto quiere decir que la concentración de proteínas de las plantas, lo cual es fundamental para su crecimiento y desarrollo, depende en gran parte de la cantidad de nitrógeno disponible.

Un aspecto que debes saber es que, contrario a lo que algunas personas piensan, la aplicación de nitrógeno no aumenta el riesgo de acumulación de nitrato en los frutos de los cultivos.

Lo que sí es cierto es que el exceso de aplicación disminuye la concentración de vitaminas, específicamente la C, azúcar soluble, ácidos solubles, calcio y magnesio.

El fósforo, otro de los fertilizantes que siempre debes poseer en tu inventario de insumos, también brinda muchos beneficios, entre ellos:

  • Favorece el crecimiento radicular;
  • Mejora la eficacia de los nutrientes;
  • Optimiza el uso del agua;
  • En algunos casos, potencia la absorción de nitrógeno.

Mientras tanto, la fertilización con potasio es clave para la asimilación del nitrógeno por parte de las plantas.

Este componente también tiene una gran importancia en la regulación estomática, especialmente en periodos de sequía.

Por otro lado, el potasio es muy valioso en los cultivos de tubérculos, ya que transporta almidón y azúcar.

¡Ya sabes! En relación al uso de fertilizantes, el conocimiento de los diversos componentes resulta de gran importancia, al igual que la aplicación en las diferentes etapas.

Tampoco olvides que puedes optimizar el rendimiento de estos componentes en tus parcelas si cuentas con maquinarias de calidad, como la pulverizadora de autopropulsado.

Esto quiere decir que la renovación de las herramientas agrícolas es uno de los objetivos que tienes que plantearte para poder optimizar el uso de fertilizantes en el futuro cercano.

¿Qué tal te pareció este artículo? Si te parece una buena idea compartir tu opinión acerca de esta lectura con el resto de la comunidad o necesitas que te aclaremos una duda sobre el tema, ¡no olvides escribirnos en la caja de comentarios! 

Artículos relacionados

Deja un comentario