plagas y enfermedades del girasol

Plagas y enfermedades del girasol: ¿cuáles son y cómo prevenirlas?

El girasol es una planta que, a través de su cultivo, puede traernos varios beneficios, ya que de ella, además de la producción de aceite, podemos extraer las famosas pipas, aquellas semillas comestibles también utilizadas como frutos secos en la cocina.

Además, el girasol es un gran alimento para animales en épocas de pastos escasos y también es comercializado para arreglos florales varios por la belleza de sus flores.

Sin embargo, es importante saber que, como cualquier cultivo, está expuesto a diversas plagas y enfermedades que de no ser tratadas correctamente pueden llevar a pérdidas irreparables afectando fuertemente la productividad.

Justamente por eso en este artículo queremos comentarte cuáles son aquellas plagas y enfermedades del girasol, y cómo prevenirlas para que tus cultivos de girasol crezcan sanos y fuertes.

¡Veamos!

1. Podredumbre húmeda

Como lo indica su nombre, esta enfermedad aparece en condiciones de clima húmedo para avanzar luego sobre el girasol, generando la podredumbre de las partes basales inferiores del tallo.

Esto destruye los tejidos conductores, que son aquellos por donde circula la savia de la planta, provocando la muerte de la misma. Esto es así porque inhabilita la llegada de los nutrientes y los fotoasimilados haciendo que el girasol acabe por secarse.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que la podredumbre húmeda puede ocurrir en cualquier estado del cultivo, sobre todo cuando hay una temperatura desde los 5ºC y gran humedad en el suelo, ya que esto propicia la aparición de esclerocios que germinan e infectan la planta.

2 . Verticilosis

Esta enfermedad del girasol afecta a los vasos conductores de la planta impidiendo la circulación de savia y frenando el correcto desarrollo de la parte aérea de la planta. Comienza en la parte basal hasta llegar a la parte superior enfermando los tallos y las hojas.

Saber esto es importante porque los primeros indicios de la enfermedad aparecerán en las hojas inferiores para luego avanzar hacia las superiores. Es bueno mantenerse atento a esas primeras apariciones para identificarlas, ya que cuando la enfermedad avanza se pudrirán las semillas impidiendo su consumo y distribución.

La verticilosis suele aparecer en temperaturas cálidas y suelo húmedo. En general es el sobrante del exceso de lluvia o riego que genera su aparición.

3. Chancro del tallo

Esta enfermedad aparece en el momento cúlmine de la reproducción del girasol, es decir, en plena producción de pipas. Sus primeras apariciones serán en forma de necróticas en V invertida sobre las hojas.

Estas manchas también aparecerán en el tallo de la planta a medida que esta avance y terminarán por afectar a los conductos de savia.

El desarrollo del Chancro suele darse cuando se abusa de la fertilización o cuando la siembra es hecha fuera de fecha siendo ésta demasiado temprana.

4. Mildiu del girasol

Esta es una de las enfermedades más comunes que pueden afectar al girasol y, cuando la planta se ve afectada en un estadio temprano, genera enanismo y lentitud en su crecimiento. Además, las nervaduras de las hojas se tornan cloróticas y se decoloran.

Luego, cuando la enfermedad está avanzada, aparece una masa algodonosa que indicaría la presencia de esporas de mildiu.

Las condiciones de aparición del Mildiu se dan en temperaturas moderadas que van desde los 15ºC a los 25ºC con una humedad alta.

5 . Plagas del girasol

En cuanto a plagas es importante mantenerse atento ante la excesiva aparición de insectos en la tierra tales como gusanos de alambre, blancos y grises, ya que estos suelen ocasionar grandes pérdidas en el número de plantas por metro cuadrado.

Por otro lado, también hay que prestar atención ante algunas larvas de mariposa, insectos chupadores, áfidos y moscas blancas. Estas plagas generalmente aparecen de forma aislada, pero si no se controlan, afectan intensamente a los cultivos de girasol.

6. Alternaria

Esta enfermedad es muy común en cultivos ubicados en zonas húmedas y afecta a las hojas reduciendo su capacidad de fotosíntesis haciendo que estas se caigan tempranamente.

La manera de identificar esta enfermedad es a través de la aparición de manchas necrosadas en las hojas y el tallo que, también, se ven envueltas en un halo clorótico amarillo.

7. Roya

Los síntomas de esta enfermedad se reflejan en las hojas en las cuales aparecen manchas necróticas de color rojizo o negro y avanzan desde las hojas inferiores hasta las hojas superiores.

Sus condiciones ideales de desarrollo se dan entre los 18ºC y los 25ºC en temperaturas cálidas con una relativamente alta humedad.

Esta enfermedad es ocasionada por la aparición de hongos en la parte aérea de la planta, es decir, hojas, tallo, frutos y flores. Estos hongos son ocasionados por exceso de agua, humedad y/o calor.

¿Cómo prevenir estas plagas y enfermedades del girasol?

En primer lugar, es importante tener en cuenta que los tratamientos serán específicos y distintos para cada problema y es prudente adentrarse en cada uno para identificar el correcto.

Siempre será mucho mejor evitar el problema antes que tener que enfrentarse a la curación que resultará un proceso mucho más difícil y engorroso.

Sin embargo, aquí te compartimos una lista de las soluciones más comunes a ser utilizadas para la prevención de estas enfermedades y plagas:

  • Utilización de fungicidas químicos;
  • Utilización de genotipos biológicos resistentes;
  • Identificación temprana de los lotes que presentan síntomas de enfermedad;
  • Ajuste de la siembra en su correspondiente fecha;
  • Realización de labranza correcta.

Lo más importante de esta lista es siempre tener en cuenta los buenos hábitos de sembrado, riego y cultivo de las plantas y, además, los métodos de pulverización. Prestando atención a estos detalles y cuidados podrás evitar cualquier enfermedad que termine por afectar tu productividad de manera devastadora.

En resumen, las enfermedades y plagas pueden ser advertidas y tratadas prestando atención a los detalles y actuando sobre los primeros síntomas con cautela y rapidez.

Si te gustó este artículo y quieres saber más sobre el correcto cuidado de tus girasoles y cultivos, suscríbete a nuestro newsletter para estar al tanto de todas las novedades.

¡Comparte!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias!

Email registrado con éxito
¡Ups! Email inválido, verifica si el email está correcto.

Cuéntanos qué piensas

No publicaremos tu dirección de correo electrónico