Cannot GET /api/stage
'; rockAnalyticsScript_V2.setAttributeNode(website); var host = document.createAttribute('data-host-url'); host.value = 'https://apidev.analytics.rockcontent.com'; rockAnalyticsScript_V2.setAttributeNode(host); document.body.appendChild(rockAnalyticsScript_V2); } });
Ganado ovino

La producción de ganado ovino en Argentina

La producción de ganado ovino se posiciona como una de las actividades más importantes del sector agropecuario de Argentina, pues resulta clave tanto por la generación de ingresos, en virtud de la venta de sus productos dentro y fuera del país, como por la capacidad de abastecer el consumo familiar. 

En general, la producción ovina juega un papel protagónico en la economía argentina y, además de lo mencionado, genera muchos puestos laborales en cada uno de los eslabones del proceso productivo. 

En efecto, la relevancia de esta actividad agropecuaria ha ocasionado que el Instituto Nacional de Tecnologías Agropecuarias, conocido como INTA, articule medidas que incentiven y alienten la mejora de la producción de ovinos en el territorio nacional. 

Entre las acciones desarrolladas por el organismo, destaca la articulación del Programa ProHuerta en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. En términos generales, este proyecto busca fomentar el fortalecimiento de la producción agropecuaria en pequeñas propiedades, principalmente, mediante el acompañamiento técnico. 

Pero, en definitiva, ¿cuál es el panorama actual de la producción ovina en Argentina?

Si estás buscando información sobre este tema, ¡continúa leyendo nuestro artículo hasta el final!

En las próximas líneas, encontrarás muchos datos relevantes acerca de la actividad y entenderás por qué es considerada la práctica agropecuaria más importante del país.

Características generales de la producción de ganado ovino en Argentina

En lo que concierne a la producción de ovinos en Argentina, tradicionalmente se orienta a la explotación de 3 productos: lana, carne y cuero. 

A lo largo del tiempo, la lana se ha destacado, alcanzando mejores resultados económicos, en especial, en la región patagónica. Esto ha ocurrido en virtud de ser un artículo fácil de comercializar tanto por su carácter no perecedero como por el hecho de no demandar la faena de plantel. 

En la actualidad, la producción de ganado ovino se desarrolla, fundamentalmente, en las regiones litoral, patagónica y de la pradera pampeana.

Más allá de que determinadas áreas concentran la producción de ovinos para la comercialización de carne, todas las provincias argentinas producen el ganado para la obtención de lana.

Dentro de la producción ganadera, la producción de leche y de sus derivados también ocupa un lugar importante en el panorama agropecuario nacional.

En efecto, la producción lechera del ganado ovino es extremadamente menor que la producción cárnica; sin embargo, desempeña un papel importante tanto en las provincias centrales como en la cuenca lechera, localizada en varias regiones argentinas.

Producción de carne ovina

Entre las diferentes razas de ovinos existentes en Argentina, solamente Hampshire Down es exclusivamente productora de carne. 

En lo que concierne a este último punto, la región patagónica se caracteriza por ser la mayor productora de ovinos destinados a la comercialización de carne, proporcionando así productos de cordero, de borrego, de capón, de oveja y de carnero de excelente calidad y con un robusto aporte de nutrientes.

Esencialmente, la calidad de este producto ovino está estrechamente relacionada con la alimentación de los animales. En este sentido, es relevante mencionar que, para obtener una carne jugosa, consistente y de textura suave, la mayor parte de los productores implementa un sistema de alimentación sobre pasturas naturales.

En lo que se refiere a la calidad y a la inocuidad de la carne, es asegurada por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, conocido como SENASA. Este organismo descentralizado realiza un estricto monitoreo a lo largo de toda la cadena ovina, actuando desde la producción primaria hasta el transporte y la faena en la industria frigorífica -con 16 frigoríficos habilitados para faena y exportación de ovinos.

En cuanto a su mecanismo de actuación, el SENASA pone en marcha programas sanitarios tanto de prevención como de control de las patologías que afectan la producción y el comercio de estos animales. Asimismo, inspecciona y fiscaliza los frigoríficos, asegurando, de este modo, el cumplimiento de las normas de salubridad, higiene y procesamiento del producto. 

En definitiva, el control riguroso llevado a cabo por el SENASA favorece su inserción en la mesa de la población argentina y contribuye con su buen desempeño en el exigente mercado global.

Datos importantes acerca del contexto actual de la actividad ovina en el país

En 2020, el mercado de ovinos presentó importantes dificultades, pues los ovejeros registraron pérdidas productivas y económicas. 

Durante el último invierno, los productores ovinos de la región patagónica sufrieron los efectos de las tormentas de nieve que dejaron a una gran cantidad de animales inmovilizados por varias semanas.

Ante ese panorama, el ganado sobreviviente presentó condiciones físicas desfavorables para las fiestas de fin de año, lo que ocasionó un severo impacto en el precio de venta al consumidor final argentino. 

Por otro lado, la situación comercial del ganado ovino ha sido diferente en el marco internacional. 

De acuerdo con un informe emitido por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, entre los meses de enero y octubre de 2020, el SERASA detectó la exportación de aproximadamente 3892,11 toneladas de carne, reflejando un aumento de 38% en las exportaciones de ganado ovino teniendo en cuenta el mismo período en 2019.

En cuanto a la comercialización internacional, Argentina exportó carnes mayoritariamente a:

  • China: 519,04 toneladas; 
  • Omán: 514,88 toneladas; 
  • Israel: 478,45 toneladas;
  • Brasil: 312,33 toneladas;
  • España: 308,54 toneladas.

Además de las naciones señaladas anteriormente, Argentina también mantiene vínculos comerciales para la exportación de ovinos con Holanda, Portugal, Francia, Bélgica, entre otros países, totalizando, de esta manera, 93 mercados abiertos distribuidos en 5 continentes.

Como ves, más allá de las dificultades experimentadas en tiempos recientes, es evidente el elevado potencial de desarrollo de estos productos en la Patagonia y el país en general, así como el peso de Argentina en la comercialización mundial de ganado ovino y sus productos derivados.

¿Te gustó nuestro artículo, pero has quedado con algunas dudas? ¡Aprovecha la ocasión y envíanos tus preguntas por el campo de comentarios!

¡Comparte!

Recibe actualizaciones de nuestros contenidos. Suscríbase a nuestro boletín de noticias!

Email registrado con éxito
¡Ups! Email inválido, verifica si el email está correcto.

Cuéntanos qué piensas

No publicaremos tu dirección de correo electrónico